Los jóvenes de la diócesis dan la vuelta al mundo

Los jóvenes de la diócesis dan la vuelta al mundo

El Campo de Trabajo Lázaro es una iniciativa de la Delegación de Pastoral de Juventud y Cáritas Diocesana que busca acercar a los jóvenes a la vida de los más pobres; dejarse interpelar por el Señor; y, desde la llamada que les hace, plantearse su vocación. «Queremos seguir haciendo este acercamiento a la realidad. Queremos que los jóvenes miren con los ojos de Dios, para descubrir en nuestro entorno a nuestros hermanos; y, a la vez, descubrir en todo al Señor y oír lo que nos pide» señalan los organizadores

Cerca de 90 jóvenes han participado este año en el Campo de Trabajo Lázaro (#CTL2014). Algunos de sus participantes comparten sus imágenes y testimonios inolvidables.

Lucía Ruiz: “Confiando en el Señor se puede cambiar el mundo y darle la vuelta”

Lucía Ruiz es de Galicia, pero viene de Salamanca, donde actualmente está realizando su tesis doctoral sobre la investigación contra el cáncer. En la universidad colabora con pastoral universitaria. Allí conoció la existencia del Campo de Trabajo Lázaro y decidió dedicar parte de su verano a los más necesitados.

«Lo que más me llena  de esta experiencia son las personas, en general, los compañeros que están conmigo, los mayores, los enfermos, los monitores,  todo lo que pueden dar y todo lo que puedes descubrir en ellas. Como creyente, en mi día a día, también en el ámbito de la investigación, trato de ofrecer mi trabajo a los demás y, en concreto, en la investigación contra el cáncer, aportar mi granito de arena para que lo que esté en mis manos sirva para ayudar a los demás. Confiando en el Señor todo es más fácil. Él es la base y la fuerza en la que nos podemos apoyar. Nos va llevando de la mano y nos muestra su rostro en cada persona, tanto si es enfermo como si no. Eso me ayuda mucho. Pensando en eso, lo demás sale solo. Hay veces que cuesta hacer las cosas o tratar con determinadas personas, pero teniendo al Señor presente, no hace falta nada más. La temática del campo de trabajo, entorno al lema “Dale la vuelta al mundo” me anima a cambiar todo lo que no es justo a mi alrededor y también lo que no me gusta de mí. Confiando en el Señor se puede cambiar el mundo y darle la vuelta».

Ignacio Souvirón: “Enseguida me sorprendió la fuerza de estas personas y las ganas de salir adelante”

Ignacio Souvirón tiene 17 años y estudia primero de bachillerato en  el colegio de La Asunción.

«Pertenezco a la parroquia de La Asunción, en Málaga. Llegué al Campo de Trabajo Lázaro porque una profesora se lo comentó a mi hermano Carlos, lo hablamos y nos animamos a participar.  En principio, cuando me dijeron que el centro al que iría por las mañanas era el Hogar Pozo Dulce, pensé que no me iba a gustar, pero enseguida me sorprendió la fuerza de estas personas y las ganas de salir adelante. En estos días estamos compartiendo con ellos nuestras vidas, intercambiando experiencias y acompañándoles en las actividades cotidianas, ayudándoles a retomar sus vidas de forma independiente».

Víctor Rodríguez: “Este mundo necesita a los más pobres. Tienen mucho que ofrecernos”

Víctor Rodríguez es de Salamanca, tiene 19 años y está cursando un grado medio de forestales y de conservación del medio natural.

«He llegado hasta aquí gracias a la invitación que la diócesis de Salamanca realizó a todos los jóvenes a través de sus parroquias y centros a conocer una realidad diferente, ayudando a los demás. En seguida me sentí llamado. Aquí he descubierto que hay mucha gente que necesita de nuestra ayuda, de nuestro apoyo, de nuestras ganas, de nuestra sonrisa. Tendemos a ver a los necesitados como seres que no aportan a esta sociedad. Sin embargo, no es así, ni mucho menos. Con el lema “Dale la vuelta al mundo” queremos manifestar que este mundo necesita a los más pobres. Tienen mucho que ofrecernos. Tienen que tener  los mismos derechos que los demás a un trabajo digno, a una comida caliente, etc.»

Comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest