Los jóvenes de la Serranía de Ronda se reúne de convivencia

Los jóvenes de la Serranía de Ronda se reúne de convivencia

Los jóvenes de Ronda y Serranía se reúnen de convivencia este fin de semana.

El lema para este curso ha sido el que propuso la Delegación de Catequesis: “Ora como vives, vive como oras”. Con él convocaron desde la Comisión de Juventud a aquellos jóvenes que quisieran unirse a la acampada de cada año. Este fin de semana eligieron la Estación de Cortes, donde les han acogido estupendamente, como cada vez que han ido. Un lugar con pocos habitantes, pero muy dispuestos a arreglar la casa parroquial, limpiarla, traer calefactores, colchones y hacer de esta convivencia un motivo de fraternidad eclesial.

15 jóvenes de entre 13 y 17 años se reunieron desde el viernes por la tarde hasta el sábado después de almorzar. Acudían de Ronda, Yunquera, El Burgo y de la misma Estación. Jóvenes dispuestos a rezar, jugar, compartir y cantar la alegría de vivir la fe.

La tarde del viernes la comenzaron con una presentación y acogida que hicieron los jóvenes de Cortes de la Frontera, para después dedicar un rato a orar con el sentido de la vista y el pasaje de la comida de Jesús en casa de Simón el fariseo: ¿Cómo miramos a los demás, como Simón, como la pecadora, como Jesús? En la noche, después de cenar y tener una pequeña velada, recogieron el día dando gracias a Dios por todo lo que les había regalado.

A la mañana siguiente se levantaron con ganas de seguir conviviendo y fueron a una zona de campo cerca del pueblo para hacer un pequeño retiro. El tema a tratar: la ORACIÓN. Con la ayuda de Santa Teresa (en este año teresiano) y la guía de tipos y formas de orar, los jóvenes tuvieron un tiempo de soledad y silencio para adentrarse en el encuentro con Jesús. Algunos aprovecharon la ocasión para confesar y preparar así la fiesta de la Navidad. Al final de la mañana repartieron unos papeles con los nombres de cada uno, y se comprometieron a orar por aquel que nos había tocado hasta el campamento del verano.

Y llegó la hora de celebrar la Eucaristía. Un momento para dar gracias al Señor por todo y compartir lo más grande que tenemos con aquella pequeña pero viva comunidad parroquial de la Estación de Cortes.

Desde la comisión, dan las gracias también a los catequistas que, desde la distancia, prepararon juegos y oraciones para estos jóvenes, y a los que a pesar de no ser tan jóvenes, les acompañaron este fin de semana y saciaron su estómago hambriento con unos riquísimos macarrones con tomate.

Por último, dar las gracias a Paco Pepe, el nuevo párroco de la Estación, Cortes, Jimera de Libar y Atajate, que a pesar del poco tiempo que lleva ordenado, les acompañó tanto el viernes como el sábado, y coordinó de manera espléndida la preparación de la casa.

Que María, madre de la Juventud, siga suscitando jóvenes que transmitan la fe a otros jóvenes.

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest