Mensaje del Papa a los jóvenes del Encuentro Europeo de Taizé en Praga

Mensaje del Papa a los jóvenes del Encuentro Europeo de Taizé en Praga

Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes de Taizé reunidos en Praga del 29 de diciembre al 2 de enero, en el Encuentro Europeo.

Ser la sal de un mundo que tiene necesidad de redescubrir el “sabor” de Dios. Es el deseo de Papa Francisco para los miles de jóvenes que del 29 de diciembre al 2 de enero se encuentran en Praga para el tradicional encuentro de oración de fin de año organizado por la Comunidad de Taizé, en su 37 edición.

Lo que cada fin de año reúne a los jóvenes de Europa Oriental y Occidental se llama “Peregrinación de fe sobre la Tierra”. Un camino para vivir “en la oración y el diálogo mutuo”. “A través del Espíritu que habita en ustedes – se lee en el mensaje – Cristo les dona ser la sal de la tierra”, porque quiere “devolver al mundo su verdadero sabor” a través del “descubrimiento de la belleza de la comunión” con Dios entre hermanos. “Cuando la República Checa celebra el 25 aniversario de su retorno a la democracia, no se olviden en su oración de los mártires y de quienes manifestaban su fe, hombres y mujeres de buena voluntad que permitieron, a través del don gratuito de sí mismos, a veces a costa de grandes sufrimientos, que su país reencontrase un camino de libertad”. También ustedes, “están invitados a abrir caminos de libertad con la disponibilidad de María de Nazaret, cuando acogió dentro de sí la vida del Hijo de Dios”.

Texto completo firmado por su S.E. Cardenal Pietro Parolin

Queridos jóvenes,

Viniendo de toda Europa y también de otros continentes, se han reunido en Praga para el 37 Encuentro Europeo animado por la comunidad de Taizé. En Praga y durante 2015 en Taizé, busquen en la oración y el diálogo mutuo, cómo ser la sal de la tierra. Papa Francisco los anima vivamente en esta búsqueda. En ella descubrirán la sorprendente confianza que Cristo tiene en ustedes. No se dejen impresionar por sus límites y sus pobrezas. A través de su Espíritu, que habita en ustedes, Cristo les dona el ser la sal de la tierra. Diríjanse a Él para recibir lo que les pide. Él viene para devolver al mundo su verdadero sabor a través del descubrimiento de la belleza de la comunión con Dios y entre hermanos y hermanas.

En el momento en que la República Checa celebra el 25 aniversario de su regreso a la democracia, recuerden en sus oraciones a los mártires y a quienes manifestaron su fe, hombres y mujeres de buena voluntad que han permitido, a través del don gratuito de sí mismos, a veces a costa de grandes sufrimientos, que su país reencontrase el camino de la libertad. También ustedes están invitados a abrir caminos de libertad donándose con la disponibilidad de María de Nazaret, cuando acogió dentro suyo la vida del Hijo de Dios. Esta es vida que debe desarrollarse también en ustedes.

El Papa tiene confianza en su imaginación y en su creatividad para que la alegría del Evangelio sea proclamada y escuchada hoy en sus diferentes países. “¡Qué bueno que los jóvenes sean callejeros de la fe, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!” (Evangelii Gaudium n. 106). Como decía el Santo Padre durante su viaje en Turquía, haciendo referencia a los jóvenes ortodoxos, católicos y protestantes que encontrarán en los encuentros internacionales organizados por la comunidad de Taizé: “son ellos quienes hoy nos piden hacer pasos hacia adelante para una plena comunión”. (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla 30 de noviembre de 2014).

Desde lo profundo de su corazón, el Santo Padre dona su bendición a ustedes, jóvenes participantes en la reunión, a los hermanos de Taizé, así como a los pastores y a todas las personas que los recibirán en Praga y en la región circundante.

Vía Revista Ecclesia

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest