Una Pascua diferente. Jóvenes de Málaga viven la experiencia de la Pascua en Tolox.

Una Pascua diferente. Jóvenes de Málaga viven la experiencia de la Pascua en Tolox.

Alrededor de unos 50 jóvenes de Málaga han vivido la experiencia de la Pascua en Tolox, compartiendo toda la vivencia del Triduo Pascual junto a los habitantes de este pueblo.
Algunos de estos jóvenes han querido compartir con nosotros su vivencia de la celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, el acontencimiento más importante para los cristianos.

María Benítez

Todo comenzó un 31 de marzo por la tarde… la maleta estaba sin hacer, y empezaron a surgir las dudas. ¿Me gustará? ¿Me lo pasaré bien? ¿No son muchos días?.. Pero al final ¡me animé! Dejé todo listo para el día siguiente.
¡Por fin llegó el día! Las dudas estaban aún rondando mi cabeza, pero algo me decía que iba a valer la pena.
Partíamos para TOLOX, tarde como siempre… todos ya se habían presentado y algunos se conocían de mucho tiempo, “era la nueva” las dudas invadieron de nuevo mi cabeza… ¿y porque había tenido que venir? ¿No hubiera estado mejor en casa con mis padres, amigos…? pero ya no había marcha atrás comenzaba a vivir “PASCUA TOLOX 2015”
Una pascua muy distinta a la vivida en años anteriores… una pascua en la que iba a compartir experiencias, temas, oraciones, visitas a enfermos, horas de misa, lágrimas y sobre todo muchas risas… una pascua a la que fui con muchas dudas y salgo de ella, con ganas de volver a repetir, con millones de momentos que contar…Como esos abrazos que nos dimos sin conocernos de nada y las lágrimas empezaron a caer, esa bajada del monte compartiendo historias con una persona que casi no conocía, ese momento película que no sabíamos como ponernos porque nos quedábamos dormidos, las noches compartidas en la habitación de chicas, esa misa del sábado de gloria celebrando la resurrección de nuestro Señor… Y ¡si!, Ha merecido la pena ir a Tolox, porque he compartido momentos inolvidables en los que DIOS estaba presente en mis días y cada vez con más fuerza, recordándome lo que Él hizo por todos nosotros, y como nosotros seguimos traicionándolo… pero Él siempre está a nuestro lado protegiéndonos y dándonos fuerza para seguir adelante.

Cristina
Para mí la Pascua ha supuesto un parar y reiniciar. Dejar de lado los problemas, la universidad, los líos en la familia y empezar de nuevo. Sentía que me alejaba de Dios, que le olvidaba en las cosas del día a día y solo seguía la rutina. Necesitaba volver a unirme a Él en la oración y estos días en Tolox me ha ayudado a ello. Si tuviera que quedarme con un momento sería la dinámica de los abrazos, la fuerza que se siente cuando alguien te abraza de corazón, eso no tiene palabras. También me quedo con la adoración a la cruz ¡Qué grande fue lo que hizo Jesús por nosotros! Como conclusión, AMA, no se necesita nada más.

Rocío
Sabía que Dios estaba con nosotros, los jóvenes estaban dispuestos a darse, a escuchar al Señor y a estar con Él. Si de algo se siente orgullosa es de que supieron acompañar a Jesús en el Getsemaní nadie se quedó dormido, todos fueron en alguna hora de la noche a estar con Él, a rezar y a estar cerca de Él. Lo que allí se ha vivido es verdadero y ahora hay que hacerlo presente aquí con los que no han ido. “Por amor murió pero por más amor resucitó y está con nosotros”.

Pablo Noé
La Pascua supuso unos días de coger fuerzas y un momento de conocer personas con nuevas experiencias y sobre todo de encontrarse con Dios. El momento fue la dinámica de los abrazos, no eran abrazos “falsos” sino abrazos verdaderos incluso abrazos verdaderos con personas que jamás había visto, la bajada del monte después del viacrucis con los niños al compartir con una persona que no conocía.

Álvaro Bravo
Fue para encontrarse con Dios y gracias a la pascua se acercó más a Él, viéndolo en todos los demás sobre todo en los mismos jóvenes, se ha dado cuenta que dentro de cada joven hay un tesoro y que ese tesoro es Dios mismo que se hace presente en cada uno de ellos y que él tiene que ayudar a que cada joven lo descubra. Destaca el lavatorio de pies y la visita a los enfermos, la mujer es muy mayor y es cuidada por su propia hija, la cual está dando la vida por su madre porque la cuida en todo momento y nunca la deja sola, le recordó mucho a su propia madre cuando cuidaba de su abuela y el amor que le daba.

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest